[TV Review] La ruina de “Miedo a los muertos vivientes”

[TV Review] La ruina de “Miedo a los muertos vivientes”

El género de terror ya no es solo para nosotros, y es por eso que AMC “Los muertos vivientes” es uno de los programas más importantes de la televisión.

Pero antes de “The Walking Dead”, soñaba con una serie de terror que pudiera durar más de una temporada antes de que se cancelara. Basado en el increíble cómic de Robert Kirkman, “The Walking Dead” apareció en el cable en 2010, creando un revuelo épico que convertiría a la serie de zombis en un nombre familiar.

Y aunque decenas de millones de “fanáticos” sintonizarán la sexta temporada de “The Walking Dead” este octubre, yo no lo haré. Un gran fanático de los cómics, encontré que la serie es aburrida, con la fantasía del apocalipsis zombie que no se traduce bien en la pantalla grande. ¿Por qué? Probablemente sea una mezcla de decorados baratos, personajes débiles (y sus arcos) y un entorno poco realista de Georgia. Dejé de ver a la mitad de la tercera temporada y nunca me arrepentí ni por un segundo.

Siempre me ha molestado que, además de “Preacher”, todo lo que siempre quise fue un programa de televisión de “Walking Dead”. Sin embargo, allí estaba yo borrándolo de la lista de programas a los que estaba suscrito. Entiendo que muchos de ustedes realmente lo disfrutan, por lo que me abstengo de criticarlo tanto como sea humanamente posible. Aún así, tuve que expresar mi disgusto por el potencial desperdiciado, especialmente cuando AMC anunció un spin-off.

Sí, mientras “The Walking Dead” continúa rompiendo récords de audiencia, AMC está listo para estrenar una serie derivada, “Miedo a los muertos vivientes” el 23 de agosto.

Mi mayor temor era que los ejecutivos, showrunners y cineastas detrás de “The Walking Dead” intentaran reproducir y replicar el programa, solo que en un escenario diferente. “Fear the Walking Dead” tuvo un significado instantáneo para este fanático del terror de toda la vida. Si no está roto, ¿para qué arreglarlo, verdad? Bueno, a pesar de que el programa es un jonrón para las calificaciones, es un desastre. Y deseaba desesperadamente que se arreglara.

Si bien es imposible decir cómo serán los últimos episodios (la primera temporada consta de 6 episodios), la presentación piloto de “Fear the Walking Dead” está arrastrando los pies en la dirección correcta.

La mayor diferencia entre “The Walking Dead” y “Fear the Walking Dead” es enorme: no, masivo.

Si bien la mayoría de la gente señalará la diferencia en el alcance, ya que “Miedo” tiene lugar en un Los Ángeles superpoblado, a diferencia de los campos yermos de Georgia, el mayor cambio es que “Miedo” se centra en los personajes y la familia, mientras que “Walking Dead” puso demasiado énfasis en los zombis y lo geniales que serían los efectos de muertos vivientes creados por KNB (claramente estaban tratando de hacer a nosotros feliz y descentrado de lo que hace grande a una serie de televisión).

“Fear the Walking Dead” se siente muy moderno con una fuerte protagonista femenina y un elenco culturalmente diverso. La nueva serie está dirigida por el superior Kim Dickens, que es un actor más fuerte y tiene un carácter más realizado que alguien en las primeras tres temporadas de “The Walking Dead” (sin la interpretación de ‘Shane’ de Jon Bernthal). Dickens interpreta a Madison Clark, una consejera de orientación que avanza por la vida como una madre ventana y madre de un drogadicto. Su hijo, Nick (Frank Dillane, en la foto de arriba, que es un ladrón de escenas literal), es la primera persona en la serie expuesta al brote de zombis, y se da a entender que la causa podría estar relacionado con las drogas. Hay un arco realmente divertido en el piloto, que se basa en el 2013 Mal muerto, en el que Nick no está seguro de que lo que vio sea real y está convencido de que puede ser una alucinación causada por una mala droga. Su confrontación con su traficante es jodidamente intensa y conduce a un final increíble que establece las reglas y deja caer la gravedad de la situación sobre los personajes como una bomba atómica.

Algo que realmente me llamó la atención en el piloto fue la extrema sensación de normalidad, que es un dispositivo que se usa para aumentar la credibilidad. Disfruté de ello. Sin embargo, el único problema es que esto causa una falta extrema de urgencia, especialmente porque todos los personajes se burlan de la noticia de un posible brote. Aún así, está sentando las bases para varias temporadas, y saber lo mucho que los cineastas están insistiendo en la credibilidad hace que mis pezones se pongan duros. Todavía hay 5 episodios más para desarrollar ese sentido de urgencia, especialmente después de lo que sucede en los momentos finales del piloto.

Lo que puedo sacar de los primeros 60 minutos de “Fear the Walking Dead” es que pretende ser rico en personajes, con Frank Dillane robándose el espectáculo (su adicción/aflicción es literalmente la perfecto dispositivo de caracteres). El entorno con sede en Los Ángeles es un punto de partida ideal para ofrecer un alcance masivo. Y, lo que es más importante, los escritores han cancelado cualquier promesa de explicar la causa del levantamiento de los muertos vivientes. “Fear the Walking Dead” no se trata de zombis, como se indicó anteriormente, y eso es exactamente el nuevo comienzo que esta franquicia necesita.

Habilite Javascript para ver este video

Esperamos que hayas disfrutado nuestro artículo [TV Review] La ruina de “Miedo a los muertos vivientes”
y todo lo relacionado con todo lo relacionado al cine y a las series y al mundos de las peliculas.

 [TV Review] La ruina de “Miedo a los muertos vivientes”
  [TV Review] La ruina de “Miedo a los muertos vivientes”
  [TV Review] La ruina de “Miedo a los muertos vivientes”

Cosas interesantes para saber el significado: cine

También dejamos aquí temas relacionados con: cine