Timothy Simons de Veep interpretó a Abe Lincoln y el resto fue historia

Timothy Simons de Veep interpretó a Abe Lincoln y el resto fue historia

La mejor parte de enamorarse de un programa o película es olvidar que estás viendo uno; sumergirse por completo en la historia es lo que permite a los espectadores sentir pasión y emoción. Algunos actores son tan hábiles para realizar actuaciones convincentes que los fanáticos se olvidan de separar al actor del personaje. Esto puede ser para bien o para mal, dependiendo de los rasgos que definen el desempeño.

Tal es el caso del imponente y talentoso Timothy Simons. Simons, una estrella de lo tremendamente popular Veep, retrata a un enlace de la Casa Blanca llamado Jonah Ryan. Este personaje es conocido por no gustarle a casi todos los que se encuentra. Simons, por otro lado, a veces sorprende a los fanáticos con su naturaleza afable y realista. Si bien muchos pueden asumir que Simons es desagradable y grosero como el personaje que interpreta, en realidad es una persona muy talentosa y trabajadora. Para ayudar a arrojar algo de luz sobre quién es él como persona, aquí hay cinco de los datos más interesantes sobre Timothy Simons.

5. Tiene una familia feliz

Muy pocos actores consiguen papeles protagónicos en programas tan populares y aclamados por la crítica como Veep. Lamentablemente, lograr tal fama y éxito en la industria del entretenimiento a menudo se produce a costa de las relaciones personales. Con la riqueza, los viajes y el glamour que conlleva tal éxito, se puede generar una gran tensión en los matrimonios.

Simons es una de las pocas excepciones a esta regla. Se casó con su esposa, Annie, en 2008. No solo los dos están felizmente casados ​​hoy, sino que también tienen un par de gemelos. Con su hijo y su hija, Timothy y Annie Simons son una de las familias inspiradoras que parecen capaces de soportar las presiones de la vida en la industria del entretenimiento.

4. Tiene un alto nivel educativo

La razón por la que tantos fanáticos se sorprenden cuando se dan cuenta de que Simons es radicalmente diferente del personaje que interpreta en Veep es que su actuación es tan sencilla. Sin embargo, esto no significa que se las haya arreglado solo con su talento natural. En cambio, Simons ha dedicado una gran cantidad de tiempo y esfuerzo a perfeccionar su oficio.

Su inversión en educación incluye una licenciatura en teatro de la Universidad de Maine, que obtuvo en 2001. Además, estudió en la prestigiosa Upright Citizens Brigade en 2009.

3. Sus raíces están en el teatro

Naturalmente, la mayoría de los fanáticos conocen a Simons como una estrella de uno de los programas de televisión más destacados y populares de la actualidad. Sin embargo, su primer trabajo como actor fue en realidad en el escenario en lugar de la pantalla. Mientras estudiaba, fue miembro de Maine Masque, un grupo de teatro para estudiantes. Además, se enamoró de la escena teatral de Chicago. Durante varios años, fue un ávido admirador y participante de las producciones teatrales independientes de la ciudad.

2. Encontró el éxito arriesgándose

Convertirse en un actor de éxito es una de las hazañas más difíciles que uno podría proponerse lograr. No solo requiere una cantidad significativa de talento, irrumpir en la industria del entretenimiento a menudo requiere conexiones. Por esta razón, el éxito de Simons es aún más impresionante.

Cuando se mudó a Los Ángeles con su esposa, Simons no tenía nada parecido a una conexión en la industria. Simplemente creyó en sí mismo y decidió perseguir su sueño a pesar de no tener un trabajo en fila. Siempre es inspirador ver tal valor recompensado con el éxito.

1. Una aparición en un comercial cambió su suerte

Cuando los actores hablan de su “gran oportunidad”, por lo general no gira en torno a un papel en un comercial. Simons, por otro lado, puede atribuir gran parte de su éxito hoy a un papel en un comercial de Geico en el que interpretó a Abe Lincoln. Este comercial, que se emitió en 2010, fue visto por un director de casting de Veep. Increíblemente, esta pequeña actuación le dio a Simons la oportunidad de asegurarse el papel que ahora define su carrera.

Conclusión

Cuando los actores realmente actúan lo mejor que pueden, les da vida a los programas y películas. Cuando esto sucede, es fácil olvidar que los actores están separados de los personajes que interpretan. Sin embargo, actores como Timothy Simons son las ilustraciones perfectas de por qué mantener a los dos separados es importante, ya que él no podría ser más diferente que su interpretación de Jonah Ryan.

En contraste con su personaje ofensivo y universalmente desagradable en Veep, Simons es carismático, trabajador y valiente. Esas cualidades, combinadas con su habilidad natural, seguramente le asegurarán que disfrute de una carrera larga y exitosa.