Revisión de I Feel Pretty

Revisión de I Feel Pretty

Para su crédito, los guionistas y directores Abby Kohn y Marc Silverstein hacen un buen trabajo al completar el elenco de reparto (generosamente le dan al personaje de Ratajkowski una vida interior en una serie de escenas, incluso si nunca la nombran en la pantalla) y lo logran Claro que todo el mundo tiene el mismo tipo de complejos que el protagonista. Todos hemos tenido días en los que no nos sentimos tan calientes, y el guión se sumerge de manera inteligente y suave en varios de los otros personajes para explorar sus debilidades también.

Donde caen en ese puntaje es que sigue siendo una comedia de Hollywood, y sus intentos de obtener risas socavando estos momentos más inteligentes para los chistes juveniles se sienten perezosos. Es el tipo de cosas que dejan el tono de la película desequilibrado, a pesar de la actuación física verdaderamente desinteresada de Schumer.

En ninguna parte es eso más evidente que en un escenario en el que la recién envalentonada Renee participa en una competencia de camisetas mojadas. Claro, ella no se parece a sus compañeros competidores, pero como idea, eso es realmente divertido si te estás riendo de ella en lugar de con ella, y realmente no sienta bien. En general, la película no hace lo suficiente con la idea realmente divertida de que Renee está convencida de que ha experimentado una transformación mágica, porque casi no se lo dice a nadie más. Y durante 110 minutos, no es tan divertido.

Es decir, con la excepción de Michelle Williams. Ella interpreta a Avery LeClaire, la heredera de la compañía de cosméticos cuya debilidad es que suena como una idiota, o al menos cree que sí. Al igual que con Renee, la película no la convierte en objeto de diversión porque sea tonta, sino porque es muy inteligente y lograda, pero tiene problemas de confianza que provienen de que tiene la voz de un personaje de My Little Pony.

Más que un simple papel de una broma, Williams obtiene muchas de las mejores frases ingeniosas y convierte a Avery en una premisa histéricamente dulce cada vez que entra en una escena. A menudo, veremos a actores de su estatura probar suerte en un papel de comedia amplio y perder la marca, pero ella resucita la película cada vez que aparece.