La historia y evolución del pantano de pantano

Si alguna vez has estado en Nueva Orleans, entonces ya sabes que en el Big Easy la música casi nunca se detiene, ya que siempre hay algo que escuchar aquí o allá en todo el Barrio Francés si puedes mantener tus oídos abiertos. Según los informes, el Bayou Boogaloo comenzó en 2006 y se lleva a cabo en Mid-City, pero proviene de ser un pequeño festival desgarbado que mucha gente disfrutó de un evento cultural incluso al que miles de personas acuden para pasar un buen rato y ver los lugares de interés. que están disponibles durante este tiempo divertido y atractivo. Nueva Orleans es una ciudad divertida por derecho propio, ya que hay mucho que hacer y ver, pero asistir al Boogaloo es definitivamente algo que una persona debe hacer si tiene la oportunidad, ya que, como muchos festivales, presenta buena música, música local y local. de lo contrario, buena comida, bebida y mucha mercancía que la gente está más que dispuesta a lanzar para ver a quién convencer de que sus mercancías valen la pena. En otras palabras, es un buen momento apilado encima de un lugar de vacaciones que ya es divertido y que las personas pueden aprovechar al máximo si llegan en el momento adecuado.

El festival es apto para niños y mascotas y da la bienvenida a todos los que quieran venir y pasar un buen rato. Es cierto que el costo de la mercancía, la comida y la bebida probablemente te va a costar un poco, pero al menos en Big Easy debes saber, o eventualmente, que obtendrás lo que estás pagando y que seguramente tendrás. un buen momento para hacerlo, ya que este es un lugar que sabe cómo divertirse y cómo tratar a sus invitados. La única caída, según lo informado por Sue Strachan de The New Orleans Advocate, es que este año fue que, además de los costos incurridos durante el festival, la ciudad tuvo que comenzar a cobrar una tarifa para ingresar al festival, o al menos para ingrese a las áreas seccionadas frente a los escenarios. Muchas personas se enojaron comprensiblemente con este desarrollo, pero cuando el costo de arrendar la tierra para el festival se incrementó a aproximadamente seis veces más de lo que solía ser, los planificadores de eventos no tenían muchas opciones a la hora de hacer el tipo de dinero que necesitaban para cubrir todo. A veces, las personas tienen que contribuir un poco más para lidiar con los crecientes costos de cuidar los terrenos y otros servicios que contribuyen a la seguridad de los asistentes al festival.

A menos que desee un tratamiento VIP, las entradas no son tan malas, y los niños menores de cierta edad todavía entran gratis. En general, vale la pena la experiencia y el dinero para entrar y pasar un buen rato, ya que en Nueva Orleans hay muchas atracciones para ver, pero un festival de música es casi siempre algo especial, ya que celebra la cultura y la sensación única de La ciudad que ha existido durante tanto tiempo. Con tantos hoteles como sea posible y suficientes medios de transporte para asegurarse de que pueda llegar y salir de su lugar de residencia durante su estadía, Nueva Orleans es una ciudad que se configura para la comodidad que necesita y el buen momento que quieras. Ubicado en St. John’s Bayou, el Bayou Boogaloo es algo que no querrá perderse cuando se trata, ya que es uno de esos festivales que probablemente recordará el resto de sus días si asiste. Desde los olores y las vistas hasta la música y la sensación del lugar, este es uno de esos momentos en los que no necesita pensar dos veces antes de asistir. Es una pena que ya no sea libre de entrar, pero no es un gran obstáculo para pasar en el intento de entrar en la ciudad y crear un recuerdo que durará un tiempo.

Por supuesto, vale la pena entender las reglas del festival y actuar en consecuencia para disfrutar y no preocuparse por ser expulsado. La mayoría de la gente le hará saber por adelantado lo que se espera y lo ayudará si no lo comprende. Este podría ser un divertido viaje familiar o un retiro de parejas que podría usarse como un momento para relajarse y simplemente disfrutar del ambiente social de la ciudad. Si bien el festival solo se celebra en ciertas fechas, vale la pena marcar el calendario y hacer los preparativos para venir y disfrutar del festival y la cultura general de Nueva Orleans que solo está esperando para decir "vamos".