La historia detrás de la canción de bienvenida de Welcome Kotter Theme

Es posible que muchos de nosotros no hayamos visto el programa Welcome Back Kotter como podría haber sido antes de nuestro tiempo. Pero todavía hay muchas personas que recuerdan el programa con cariño y posiblemente podrían cantar parte del tema. En este día y época, aunque el espectáculo es más una referencia nostálgica que otra cosa, y la mayoría de las canciones han olvidado el tema. Realmente es una lástima, Welcome Back Kotter tuvo un gran tema y fue un buen espectáculo durante su ejecución. Por supuesto, con la cantidad de programas de televisión que han salido desde que la televisión se convirtió en algo grande, es difícil retener algo de memoria por mucho tiempo. Pero Kotter fue un espectáculo con el que muchas personas se conectaron y disfrutaron durante toda su carrera y todavía trae muchos buenos recuerdos para muchas personas.

Para el tema musical, el productor, Alan Sachs, quería algo similar a un tema similar a la Cucharada de Lovin para el programa. Originalmente titulado Kotter, el programa tomaría un significado completamente nuevo una vez que John Sebastian, el cantante de Lovin 'Spoonful, se hiciera cargo. Después de que Sachs y Sebastian se reunieron y discutieron lo que se necesitaba, llegaron a una comprensión de lo que había que crear para lanzar el programa y Sebastian se puso a trabajar. Sin embargo, no fue fácil ya que tenía que pensar en un esquema de rima y Kotter no era realmente un nombre útil cuando se trataba de rimas obvias y útiles. Para una canción temática, las cosas deben ser bastante simples, ya que hacerlas demasiado difíciles y desafiantes puede apagar al espectador incluso antes de que comience el espectáculo. Entonces, en lugar de centrarse en rimar el nombre del personaje, Sebastian decidió tomar la historia de Kotter y convertirla en la premisa de la letra. Si puedes recordar, Kotter volvió a enseñar en la misma escuela secundaria de la que se había graduado, y fue asignado a un grupo de estudiantes que eran casi lo mismo que había estado en la escuela secundaria, aprendices correctivos que el sistema había casi renunciado. Sebastian eligió enfocarse en la historia para crear la letra, encontrando que era necesario darle un giro positivo a la posición de Kotter en el programa.

Esto fue lo que causó que los productores cambiaran el nombre del programa a Welcome Back Kotter, ya que la letra hablaba de un hombre que regresaba a su antigua escuela para hacer algo bueno e instantáneamente reconoció a los adolescentes por qué y quiénes eran. . La canción fue un éxito instantáneo cuando salió y finalmente vendió más de un millón de copias. Para una canción de TV que parece un gran logro, especialmente teniendo en cuenta que la canción podría haber desaparecido una vez que el programa se sacó del aire. Pero durante la ejecución del programa, la canción fue una de las cosas más populares, y el programa en sí fue un éxito sobresaliente ya que tocó un tema muy real y, sin embargo, lo mantuvo lo suficientemente ligero y aireado como para permitirle una sensación de comedia y drama.

Originalmente, la canción solo tenía un verso y estaba destinada exclusivamente a la serie de televisión. Pero gracias a la popularidad del programa, la canción se convirtió en algo de lo que la gente quería escuchar más, por lo que Sebastian se tomó el tiempo para terminarla y crear una canción completa. La canción también se usó durante los créditos finales del programa, con algunos episodios finales tocando toda la pista sin la sección instrumental. La idea de Welcome Back Kotter fue inspiradora al menos, un ex alumno ahora regresaba como maestro y tenía la intención de hacer algo bueno en su antigua escuela. No esperaba ver a los estudiantes que consiguió, pero se las arregló con lo que tenía. Hacer amigos con sus alumnos y crear una buena relación fue bastante fácil para él porque en un momento había estado en el lugar de sus alumnos y había escuchado a la gente decir que nunca haría nada de sí mismo.

Bienvenido de nuevo Kotter brindó una lección muy conmovedora en lo que respecta al sistema de escuelas públicas, sin embargo, incluso ahora parece que la lección se tomó con valor de entretenimiento y poco más. En aquel entonces, el problema de qué hacer con los estudiantes problemáticos no era más fácil de lo que es ahora. Pero lo que se demostró fue que un maestro que está dispuesto a sumergirse en las trincheras y asumir los momentos más desafiantes con los estudiantes más difíciles puede hacer maravillas si está listo para demostrar que no solo se preocupa, sino que está dispuesto a ir todos los días. milla adicional que se necesita con esos estudiantes para mostrarles que pueden hacer lo que quieran.