Directores de cine mexicanos que han ganado el Oscar

Desde la llamada época de oro hasta la actualidad, el cine mexicano ha estado bien representado a nivel internacional. Solo basta con ver las nominaciones de los premios Oscar que han recibido actores, actrices y directores de ese país desde hace décadas.

Y es que el cine mexicano es, para muchos, el más importante y reconocido de Latinoamérica, y las estadísticas lo demuestran: nueve nominaciones a mejor película internacional, con Roma como ganadora en 2018. Entre esas dominaciones destacan actores, actrices, maquilladoras, montaje, edición, etc.

Pero lo que más resalta al país azteca es el trabajo de los directores de cine. Tres de ellos dominaron la escena de la dirección la década pasada y sirvieron de inspiración para una nueva generación de directores y para la modernización del cine mexicano.

De hecho, actualmente el cine mexicano cuenta con una camada de directores mexicanos bastante interesante que seguramente revolucionará a Hollywood con grandes producciones y seguramente más nominaciones y premios Oscar.

Por lo pronto, te enumeramos los directores de cine mexicanos que han ganado el premio Oscar

Directores de cine mexicanos que han ganado el Oscar

Hasta la fecha, México suma 86 nominaciones y 28 estatuillas repartidas por las diferentes categorías de los premios Oscar. Pero recuerdas, ¿cuántos corresponden a la categoría de mejor director? O ¿cuántos directores mexicanos se han llevado el premio a casa? A continuación, te mostramos la lista completa:

  • Alfonso Cuarón – Gravity (2013) y Roma (2018)
  • Alejandro González Iñarritu – Birdman (2014) y The Revenant (2015)
  • Guillermo del Toro – La forma del agua (2017)

Alfonso Cuarón

Fue el primer director mexicano y Latinoaméricano en ganar el premio Oscar como mejor director. Obtuvo la estatuilla en el 2014 con la película Gravity, la cual ganó en siete de las diez categorías para la cuales estaba nominada. Superando así a otras grandes producciones como American Hustle y 12 años de esclavitud. En aquella gala de los premios Oscar, Cuarón subió al escenario para también recibir el premio por mejor montaje.

Ya en 2019, Cuarón hizo nuevamente historia al ganar como mejor director con la película Roma. Fue la primera vez que un director de cine gana la categoría con una filmación que no era de habla inglesa, sin dejar de lado que también fue premiado en las categorías como mejor película internacional y mejor fotografía.

Alejandro González Iñarritu

Un año antes de que Alfonso Cuarón obtuviera su primer galardón como mejor director, Alejandro González Iñarritu se convirtió en el primer director mexicano nominado en los premios Oscar con la película Babel.

Sin embargo, el nativo de Ciudad de México llegaría a la cima de su carrera en el año 2015 cuando ganó el primero de sus dos estatuillas como mejor director con la película Birdman. Con ese mismo film también ganó una estatuilla por mejor película. Al año siguiente repitió el premio de mejor director con la película The Revenant, la misma con la que Leonardo DiCaprio ganó el premio a mejor actor. 

Y por si eso no fuera suficiente, Iñarritu ganó un premio Oscar especial por su pieza de realidad virtual titulada Carne y Arena, que durante siete minutos habla de la realidad de los inmigrantes mexicanos que cruzan a los Estados Unidos.

Guillermo del Toro

Para muchos, Guillermo del Toro es el director mexicano más mediático de Hollywood. Sus producciones siempre son atractivas y distintas, y un ejemplo de ello fue La forma del agua, película con la que ganó el premio a mejor director y mejor película. También estuvo nominado en la categoría a mejor película en 2006 por El Laberinto del Fauno y en el año 2021 con la película El Callejón de las almas perdidas.

Del Toro nació en Guadalajara, Jalisco, México, y se crio en un hogar estricto. Se interesó muy pronto por el cine y estudió en el Centro de Investigación y Estudios Cinematográficos de la Universidad de Guadalajara. Tras pasar 10 años como diseñador de efectos especiales de maquillaje, dirigió en 1997 la película Mimic, un cortometraje de terror de ciencia ficción estadounidense. 

A lo largo de la década de 2000, dirigió una amplia gama de películas, como El espinazo del diablo, Blade II, Hellboy, El laberinto del fauno, Hellboy II: El ejército dorado, Pacific Rim, Crimson Peak, La forma del agua y la próxima, Pinocho.

¿Es México el país con los mejores directores de cine?

Nada ni nadie puede ocultar el crecimiento del cine latinoamericano y México es un claro ejemplo, no solo por los directores antes mencionamos, sino por las nuevas generaciones que están formándose y consolidándose. Uno de ellos es David Pablos, cuyos largometrajes han estado en algunos de los principales festivales de cine del mundo, entre ellos, la edición 2013 del Festival Internacional de Cine de Venecia, donde se proyectó la película La vida después.

Y es que tanto los grandes directores de cine como Guillermo del Toro, Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñarritu, como las generaciones más jóvenes trabajan a la par de las casas productoras de México. ¿La razón? Muchas de ellas no tienen nada que envidiarle a las grandes productoras de Hollywood, y si no consulta todas las ventajas de contratar a la casa productora en Monterrey, que cuenta con la tecnología y efectos especiales de las grandes productoras de Hollywood.

¿Es la casa productora en Monterrey la mejor opción para los directores de cine?

La respuesta es sí. Y es que la casa productora en Monterrey cuenta con un equipo humano calificado para la preproducción, producción y postproducción de películas, series, documentales, así como vídeos institucionales y para redes sociales, por nombrar solo algunos. 

¿Y qué hay de la infraestructura? La casa productora en Monterrey cuenta con equipos de última generación como micrófonos especiales, cámaras HD, set virtuales, equipos de sonido, drones con cámaras 4K y muchos más.

Ah, y lo mejor de todo es que puedes alquilar un estudio para llevar a cabo tu proyecto. Así que no hay excusas para aquellos directores que buscan igualar o superar a los grandes directores de Hollywood.