Cinco cosas que necesita saber sobre el "Desafío de las galletas de Navidad"

Cinco cosas que necesita saber sobre el “Desafío de las galletas de Navidad”

Los espectadores que aman la Navidad y la repostería están encantados con cada entrega de “Christmas Cookie Challenge”. Es un programa que se transmite por la red Food, y el enfoque especial son las galletas navideñas. Lo que hace que este programa sea tan especial es que a muchos de nosotros nos trae recuerdos de nuestra infancia. Para los concursantes, es un poco más dulce y cada uno puede mostrar sus habilidades para hornear y competir por la oportunidad de ganar el gran premio. Si aún no se ha sintonizado con este divertido y emocionante programa, aquí hay cinco cosas que debe saber sobre el “Desafío de galletas de Navidad”.

1. Está lleno de consejos para hornear galletas.

A medida que se acercan las vacaciones, también lo hace la temporada de fiestas. ¿Alguna vez ha envidiado a los anfitriones que tienen delicias increíblemente hermosas y sabrosas? ¿Alguna vez te has preguntado cómo los crean con tanta perfección? “Christmas Cookie Challenge” es un programa que sigue a los panaderos talentosos mientras hacen galletas navideñas únicas, pero estas deben ser muy especiales si quieren ganar el premio. Los espectadores pueden ver cómo lo hacen y, además, escucharlos explicar cómo lo hicieron. De hecho, hay muy buenos consejos sobre cómo hornear galletas compartidos en el programa.

2. Los comentarios de los jueces son útiles para todos

Podemos ver cómo se ven las cookies y aprender cómo hacerlas, pero es imposible saber a qué saben realmente o tener una idea de lo bueno de ellas y lo que puede necesitar mejoras. Los jueces ayudan a aclarar todo esto para los espectadores domésticos. Ellos prueban las golosinas y luego dan sus brutales evaluaciones de lo que funcionó y lo que no. Esta es en gran medida una experiencia de aprendizaje para los concursantes y los espectadores.

3. La decadencia pasa a primer plano

Las vacaciones son una época del año muy especial. Está lleno de hermosas decoraciones, increíbles creaciones de comida y postres deliciosos. “Christmas Cookie Challenge” inspira a los espectadores a aprovechar los nuevos conocimientos que obtienen al mirar y a probarlos ellos mismos. El espectáculo nos enseña mucho sobre decoración y presentación. Esta es una parte importante para crear momentos memorables con familiares y amigos. ¿Quién creería que una cookie podría convertirse en tema de múltiples conversaciones? Las delicias más deliciosas y sabrosas se producen en el “Desafío de galletas de Navidad”, por lo que si está buscando algo nuevo para complacer a sus amigos y familiares esta temporada, este es el programa para ver.

4. La competencia es emocionante

Hay dos cosas que hacen que el desafío sea tan emocionante. El primero es la satisfacción de ganar el título de Maestro Panadero. Este tipo de reconocimiento es algo más valioso que cualquier otro premio, pero no es todo lo que recibió el ganador del desafío de repostería. También hay un premio en efectivo de $ 10,000 para el ganador de la competencia. Estos dos factores son los que están en juego de manera tan significativa. Cada panadero sabe que se enfrenta a una dura competencia y eso les obliga a dar todo lo que tienen. Esto es genial para los espectadores, especialmente para todos aquellos que buscan un poco de inspiración para la temporada navideña. Es una situación en la que todos ganan, pero especialmente para el panadero que llega a la cima y reclama los premios.

5. Los jueces son duros

El “Desafío de galletas de Navidad” de este año no es para los débiles de corazón. Los cinco panaderos que compiten entre sí saben que su reputación está en juego. Los jueces no son transgresores. Duff Goldman, Sherry Yard y Damaris Phillips se unen al anfitrión Jonathan Bennet en esta dura competencia, pero no se lo toman con calma a los panaderos. Si algo está un poco fuera de lugar, están en lo correcto. Su trabajo es señalar cualquier aspecto, textura o sabor que podría haberse mejorado y, a veces, tenemos la suerte de escuchar sus recomendaciones sobre lo que habría funcionado mejor. Son duros, pero justos, porque también elogian y dan crédito cuando se les debe. Nosotros, junto con los concursantes, también escuchamos sobre lo que funcionó bien y por qué.