Aquí está el último discurso que Stephen Hawking dio antes de su muerte

Aquí está el último discurso que Stephen Hawking dio antes de su muerte

El último discurso que dio Stephen Hawking antes de su fallecimiento fue uno que requiere una mayor comprensión de su trabajo por parte de quienes lo escuchan. Pero demuestra lo que se sabe desde hace algún tiempo, que su mente nunca se ha visto afectada por la ELA con la que se ha enfrentado durante tantos años. El hombre era absolutamente brillante y lo demostró de tantas maneras que su debilidad física solo fue vista como algo que era un hecho innegable, pero que nunca le impidió mostrar al mundo que su espíritu y su mente habían quedado intactos y aún más. que capaz de sorprender a cualquiera que lo escuche ‘hablar’. En muchos sentidos, eso es simplemente asombroso.

Este artículo podría entrar en la vida de Hawking, pero hay tantos artículos que ya lo han hecho que parece que podría ser un insulto menor para un hombre que ya ha acumulado tantos elogios que su nombre resonará a lo largo de la historia venidera. Su propio lema personal de que no hay fronteras es suficiente para afirmar lo obvio, que este hombre hizo lo que muchos considerarían imposible y se convirtió en el tipo de individuo que mostró a millones y millones que no hay absolutamente nada de lo que el espíritu humano no sea capaz de hacer. . ¿Cuántas personas se habrían rendido? ¿Cuántos habrían rogado a sus seres queridos que simplemente los dejaran ir? Hawking no se rendía en ese entonces y no se dejaba de fumar hasta el final, cuando finalmente falleció.

Eso solo es algo de lo que estar orgulloso, pero las alturas a las que se elevó se convirtieron en una razón más para pensar que este hombre había descubierto la verdad del espíritu y lo que se necesitaba para mantenerlo en marcha. Ya fuera su trabajo o su familia, o ambos, Hawking mantuvo su interés en vivir fuerte y vibrante mientras continuaba haciendo lo que amaba mientras estaba confinado a la forma que le habían dado y la dolencia que le había impuesto el destino. . Ni una sola vez lo detuvo. Solo por eso hay una gran cantidad de adoración y respeto que se le debe dar a tal individuo. Él es el tipo de persona que puedes modelarte a ti mismo sin importar si sufres una enfermedad o no, ya que es tan obvio que entre todos los que han tenido un problema en la vida, él era uno de los que no veían su vida como un problema. , buscó oportunidades para seguir adelante y seguir haciendo del mundo un lugar diferente y posiblemente mejor.

Obtener inspiración de este hombre debería haber sido algo fácil. Mirarlo era algo que muchos y muchos sin duda consideraban un honor. Y aquellos que tuvieron el privilegio de trabajar junto a él o al menos seguir sus pasos deberían estar y probablemente estén agradecidos por la oportunidad. No ves a mucha gente así venir tan a menudo, así que es importante tomar nota cuando lo hacen.