24 de las baladas más grandes y mejores de Power Movie

24 de las baladas más grandes y mejores de Power Movie

John Parr: Corazón inquieto (El hombre corredor)

Lo sé, lo esperaba, esperabas las melodías de John Parr en el tocayo del clásico Brat Pack Fuego de San Elmo. Sin embargo, la verdadera joya de Parr es este himno encendedor en lo alto que proviene del campo izquierdo al final del clásico de acción distópica de Schwarzeneggers. Que la letra y el ambiente de la canción tengan muy poco que ver con la película solo aumenta su encanto.

Lionel Richie: Di que me dices (noches blancas)

Lionel tiene muchas baladas a su nombre, pero este ganador del Oscar solo tiene ese pequeño empujón extra que lo eleva al estado de balada potente. Solo podemos suponer que el poder emocional de la canción fue lo que reunió a la futura directora de pareja Taylor Hackford y la actriz Helen Mirren en el set.

Sello: Beso de una rosa (Batman para siempre)

El punto culminante indiscutible de esta escoria de superhéroes de mediados de los 90 fue esta melodía. La sutileza de las cuerdas y el rasgueo acústico no distraen la voz conmovedora de Seal en una canción que inicialmente había escrito una década antes y, increíblemente, odiaba. Gracias a Dios que tenía sentido y dejó que Joel Schumacher lo filmara junto a la señal de Bat y una máquina de viento.

Faith Hill: Ahí estarás (Pearl Harbor)

https://www.youtube.com/watch?v=BwyWmqV_RJc

Hablando de escoria, esta balada ligeramente exagerada pero afectiva de la estrella del country Faith Hill merecía mucho mejor que la película a la que está unida. Construido con cuerdas, piano, guitarra acústica y la voz discreta pero poderosa del cantante, es la percusión ante los coros lo que lo haría perfecto para el final de la noche-boda-fiesta-carne si no hubiera sido tan injustamente ensuciado por asociación.

Muñecas Goo Goo: Iris (Ciudad de Angeles)

Disfrutando de un renacimiento casi 20 años después de su lanzamiento. Las tiernas armonías y la pompa del puente de la canción se adaptaron perfectamente a este drama romántico de Nicholas Cage y, saliendo de la parte posterior de la increíble serie de La roca, Face / Off, y Aire acondicionado, compensado por el hecho de que no había piezas de acción masivas.

Eric Carmen: Ojos hambrientos (Baile sucio)