10 cosas que no sabías sobre Carrie Brownstein

10 cosas que no sabías sobre Carrie Brownstein

Independientemente de si la conoces como un tercio de la banda de rock Sleater-Kinney o como la estrella y creadora de Portlandia, sin duda estás familiarizado con el trabajo de Carrie Brownstein en cierta medida. Durante los últimos 30 años, se ha labrado el tipo de carrera que a todos nos encantaría, estableciéndose como una de las guitarristas más subestimadas de todos los tiempos y una de las escritoras de comedia más entusiastas de su generación. Obtenga más información con los diez pequeños datos.

1. Ella está feliz de ser una forastera

Brownstein siempre se ha sentido una extraña, pero aunque la mayoría de nosotros preferiría ser parte de la fiesta que el de afuera mirando hacia adentro, ella está más que feliz con su posición. “Siempre me sentí como una forastera, siempre existiendo en la periferia, y estoy muy agradecida por eso”, explicó. “Comenzando desde un lugar de normalidad o corriente principal, no obtienes el mismo sentido común o impulso que tienes desde los márgenes”.

2. Tuvo lecciones de guitarra con Jeremy Enigk

Brownstein comenzó a tocar la guitarra a los 15 años y encontró un mentor temprano en el cantante y compositor Jeremy Enigk. En ese momento, Enigk vivía en la misma área que Brownstein, por lo que simplemente se paseaba después de la escuela para recibir algunas lecciones. “Me mostró un par de acordes abiertos y yo lo tomé de ahí”, le explicó a The Stranger. “Pasé por tantas fases cuando era niño con mis intereses que mis padres pusieron el pie en la guitarra. Entonces [the instrument] terminó siendo el [first] algo para lo que tuve que ahorrar mi propio dinero, y tal vez esa fue la razón por la que realmente me quedé con eso “.

3. Fue pionera en el movimiento riot grrrl

Mientras estudiaba en The Evergreen State College, Brownstein entabló amistad con Corin Tucker, Kathleen Hanna, Tobi Vail y Becca Albee. El grupo de amigos eventualmente sería pionero en el movimiento riot grrrl de principios de los noventa, con la primera banda de Bronstein y Albee, Excuse 17, y Tucker’s Heavens to Betsy a la vanguardia de la escena. Mientras todavía estaban activos con sus proyectos individuales, Brownstein y Tucker comenzaron a colaborar bajo el nombre de Sleater-Kinney; cuando tanto Excuse 17 como Heaven’s To Betsy se separaron, Sleater-Kinney se convirtió en su foco principal.

4. Saltó a la fama con Sleater-Kinney

En 1994, Sleater-Kinney grabó su álbum debut homónimo mientras el dúo celebraba la graduación de Tucker de Evergreen’s en Australia. Después de su lanzamiento, la banda pasó la siguiente década girando y grabando extensamente, lanzando un total de 6 álbumes antes de anunciar su pausa en 2006. En 2014, la banda deleitó a los fanáticos cuando Brownstein anunció su regreso con un nuevo álbum titulado No Cities to Love. . A pesar de su larga ausencia, la marca de Sleater-Kinney en la industria de la música no puede subestimarse, como dejó claro el editor en jefe de Stereogum, Tom Breihan, en 2015 cuando celebró su regreso al llamarlos “la mejor banda de rock de las últimas dos décadas”.

5. Wild Flag nunca fue algo seguro

Durante la larga pausa de Seater-Kinney, Brownstein comenzó a trabajar en numerosos proyectos paralelos, uno de los más destacados se convirtió en Wild Flag. La banda, que estaba formada por Janet Weiss, Mary Timony y Rebecca Cole, tardó un año en formarse finalmente, y se necesitaron múltiples sesiones de improvisación antes de que los miembros individuales finalmente se dieran cuenta de que podrían lograr cosas más grandes como colectivo que como individuos. “La química no se puede fabricar ni forzar, por lo que Wild Flag no era algo seguro”, dijo Brownstein a NPR. “Era un ‘quizás, una’ posibilidad ‘. Pero después de un puñado de sesiones de práctica, repartidas durante un período de meses, creo que todos nos dimos cuenta de que podíamos ser más grandes que la suma de nuestras partes “.

6. Es una de las guitarristas más subestimadas de todos los tiempos.

Como cualquier fan te dirá, Brownstein es un guitarrista increíble. Por alguna razón, también es una infravalorada criminalmente, como se atestiguó cuando ganó el honor de convertirse en la única mujer en aparecer en la lista de lectores de Rolling Stone de 2006 de los 25 “guitarristas más subestimados de todos los tiempos”.

7. Ella fue descubierta por Spin.

Cuando Brownstein tenía 21 años, fue declarada públicamente bisexual cuando Spin publicó un artículo que revela los detalles de su relación con su compañera de banda Corin Tucker. Hasta ese momento, Brownstein había mantenido su sexualidad firmemente en secreto. “Mi papá me llamó y me dijo, ‘Um, ¿quieres decirme qué está pasando?’ “Ella luego compartió con Nooga. “El suelo fue arrancado de debajo de mí … mi papá no sabía que Corin y yo habíamos salido alguna vez, o que incluso había salido con chicas”.

8. Ha publicado una memoria.

En 2015, Brownstein ofreció a sus fans una idea de su vida con las memorias Hunger Makes Me A Modern Girl. No era la primera vez que se comprometía con la pluma y el papel: mientras aún actuaba con Sleater-Kinney, Brownstein contribuía regularmente a la revista The Believer, además de escribir reseñas de videojuegos relacionados con la música para Slate. Entre 2006 y 2010, escribió un blog para NPR Music llamado “Monitor Mix”, y en 2009, comenzó a trabajar en The Sound of Where You Are, una exposición aún inédita de la naturaleza cambiante de la industria de la música.

9. La música es su salvación

Aunque es tan conocida hoy como comediante, actriz y directora como músico, la música es donde comenzó Brownstein y todavía es donde está su corazón. “La música siempre ha sido mi constante, mi salvación”, compartió en su blog. “Es un cliché escribir eso, pero es cierto. Desde bailar con Michael Jackson y Madonna cuando era niño, hasta que me dejaran boquiabierto los primeros sonidos del punk y el indie rock, hasta tocar mis propias canciones y hacer que la gente escuchara, la música es lo que me ayudó a salir adelante “.

10. Considera actuar como un “mero pasatiempo”

Ella puede ver la actuación como un “mero pasatiempo”, pero eso no le impidió convertirse en una especie de elemento permanente en nuestras pantallas durante la última década. Además de protagonizar (sin mencionar escribir para) la exitosa Portlandia, apareció en la película independiente de 2010, Some Days Are Better Than Others, Caro de Todd Haynes y la serie original Transparent de Amazon Studios. También ha hecho varias apariciones como invitada en programas como Saturday Night Live, Curb Your Enthusiasm y Man Seeking Woman.